Cáncer

Se añaden a todo, desde champús y desodorantes hasta alimentos procesados y medicamentos farmacéuticos con el fin de extender la vida útil económica y mejorar la estabilidad del producto. Pero un nuevo estudio de la Universidad de Reading en el Reino Unido ha descubierto que, en base en las pruebas realizadas, casi cada mujer con cáncer de mama tiene una o más sustancias químicas con parabenos en su tejido mamario, lo que sugiere una posible relación entre la sustancia química y la enfermedad.

Muestras de tejidos obtenidos de 40 mujeres que fueron sometidas a mastectomías por cáncer de mama entre los años 2005 y 2008. El equipo tomó cuatro muestras de tejido diferentes de cada mujer en tiempos separados, los cuales colectivamente totalizaron 160 muestras, y se realizó un análisis extenso sobre cada uno de sus contenidos.

Al final, el grupo encontró que el 99% de las muestras de tejido mamario contenía al menos un tipo de parabeno, mientras que el 60% contenía por lo menos cinco. Y si bien la presencia de parabenos en el tejido infectado de cáncer de mama no implica necesariamente que los productos químicos son los responsables de causar la enfermedad, seguro que se presta sospecha a la idea de que los parabenos pueden ser un culpable potencial.

Se observó que incluso las mujeres que no usaron los típicos productos que contienen parabenos también tenían en su tejido mamario.

También se han encontrado parabenos en muestras de orina humana. Esto sugiere que los parabenos están relacionados con la toxicidad en algunos órganos, problemas de reproducción y fertilidad, de nacimiento y defectos de desarrollo, y trastornos de endocrino (hormonal).

Cuando compre productos de cuidado personal y alimentos, asegúrese de leer todas las etiquetas de los ingredientes con cuidado para evitar la exposición innecesaria a los parabenos. Los productos de alta calidad para el cuidado personal, por ejemplo, a menudo contienen etiquetas útiles que indican que no contienen parabenos.